Noticias y Análisis

EUR

La medida compuesta de la inflación de la zona euro se ajustó a las estimaciones nacionales preliminares y se enfrió ligeramente en tasa interanual, pasando del 2,6% al 2,5%. Dicho esto, el ritmo de la inflación subyacente se mantuvo estable en el 0,2%, al igual que la tasa anual de la inflación subyacente, que se situó en el 2,9%, a pesar de que se esperaba una caída de 0,1 puntos porcentuales. Los datos confirmaron una vez más el mensaje prudente del BCE, pero con las expectativas de una segunda rebaja en julio ya por los suelos, esto apenas afectó al euro. Tampoco influyeron en el euro las declaraciones ligeramente alcistas de los miembros del BCE ayer en Sintra. Después de todo, las orientaciones de los responsables políticos del BCE tienen poco seguimiento más allá de la reunión de julio, ya que se espera otra ronda de datos salariales influyentes antes de la próxima reunión del BCE en septiembre, donde los mercados sitúan las próximas probabilidades viables de un recorte de tipos.

En su lugar, esperamos que la política siga siendo el motor del euro y sus cruces esta semana. Según los datos recopilados por Le Monde, más de 221 candidatos del Nuevo Frente Popular y de Ensemble se han retirado de la segunda vuelta de las elecciones este fin de semana, lo que aumenta aún más las probabilidades de que la Agrupación Nacional de Marine Le Pen no alcance la mayoría absoluta, ya que el voto antiderechista se ha unificado. Dicho esto, el riesgo no se ha neutralizado por completo, por lo que no esperamos que el euro registre una puja significativa de cara al fin de semana, incluso si los datos estadounidenses logran el equilibrio adecuado para un repunte del riesgo esta semana.

USD

En su intervención junto a la presidenta del BCE, Christine Lagarde, y el presidente del BCB, Roberto Campos Neto, en el foro de bancos centrales del BCE celebrado ayer en Sintra, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, mostró un tono más optimista sobre la lucha de la Fed contra la inflación. Esto pesó moderadamente sobre los rendimientos de los bonos del Tesoro y provocó un repunte de la renta variable estadounidense, lo que a su vez arrastró al dólar a una moderada baja. No obstante, los movimientos fueron menores fuera del ámbito de la renta variable, ya que Powell no llegó a respaldar un recorte de tipos en la reunión de septiembre, sino que calificó los riesgos para las perspectivas de la Reserva Federal de más ambivalentes.

La caracterización más optimista de Powell de la evolución de la inflación en relación con la reunión del mes pasado debería anular el impacto de las últimas actas de la reunión, publicadas esta noche, que, sobre la base del diagrama de puntos ajustado, siempre fueron probablemente halagüeñas. Esto deja a los mercados a merced de los datos del ISM de servicios, que se publicarán hoy a las 16:00 CEST y que los mercados seguirán muy de cerca, dado que el PMI de S&P de hace quince días mostró que la economía de EE.UU. se apartaba de la tendencia de los países desarrollados con un fuerte crecimiento continuado, un factor que no se repitió en el índice ISM manufacturero del lunes. Los indicios de ralentización de la economía estadounidense no harán sino reforzar las expectativas de un recorte de tipos por parte de la Reserva Federal en septiembre, lo que pesará aún más sobre el dólar.

GBP

A pesar de la escasez de noticias nacionales de interés, la libra logró avanzar un 0,3% frente al dólar y un 0,2% frente al euro durante la sesión de ayer. Hoy, es poco probable que la lectura final del PMI de servicios de junio ofrezca mucho impulso a la libra esterlina, aunque observamos que, dada la rebaja del dato manufacturero a principios de semana, los riesgos se inclinan hacia una revisión negativa que podría pesar sobre la libra esterlina en el margen. En cambio, el verdadero foco de atención para los operadores son las elecciones generales de mañana, aunque no deberían ser un acontecimiento para la libra, si se cumplen nuestras expectativas centrales y las encuestas resultan acertadas. Se prevé una amplia mayoría laborista de unos 250 escaños, mientras que los conservadores obtendrán unos 100 escaños. Aunque existen riesgos, éstos se inclinan a la baja en caso de que los conservadores no alcancen ni siquiera nuestra sombría proyección, lo que hace temer un giro a la izquierda de un partido laborista sin control parlamentario ni oposición efectiva. Sea cual sea el resultado, esto debería empezar a verse a partir de las 23:00 CEST de mañana, cuando se publiquen los primeros sondeos a pie de urna. Hasta entonces, las restricciones de información en el Reino Unido, un calendario de datos estéril y la escasez de liquidez durante las vacaciones deberían limitar las fluctuaciones de la libra esterlina.

LatAm FX

Con un calendario de datos ligero esta semana, la acción de los precios en Latinoamérica responde a unos catalizadores diferentes. A pesar de que el ruido político sigue siendo más tenue esta semana, hemos continuado viendo unos niveles de volatilidad elevados entre los activos latinoamericanos a principios de mes, debido a que el sentimiento del riesgo por el ruido político global sigue guiando en buena medida un reposicionamiento corto en las LatAm. La relativa calma interna está llevando a las divisas de la región a encontrar algo de apoyo para recuperar sus rangos anteriores. No obstante, y a pesar de las significativas caídas de junio, ayer los presidentes tanto de Brasil como de México dejaron claro que están conformes con los niveles actuales de sus divisas. En concreto, Lula advirtió que la reciente caída del BRL se debe a razones especulativas y que de continuar sería una preocupación a tener en cuenta, mientras que AMLO afirmó que el MXN estaba en un «buen nivel» y que preferiría que no se moviera mucho más. Con este telón de fondo, y tras haber revisado nuestras previsiones para ambas divisas, creemos que los riesgos en todos los horizontes se inclinan hacia una mayor depreciación, con estos riesgos más pronunciados en el BRL a corto plazo debido al enfrentamiento en curso entre el BCB y el gobierno de Lula y la incapacidad del ministro de Finanzas Haddad para frenar la desviación fiscal de Brasil.

 

 

Aviso legal
Esta información ha sido preparada por Monex Europe Holdings Limited, parte de Monex S.A.P.I de C.V. («Monex»). El material es únicamente para fines de información general y no toma en cuenta sus circunstancias u objetivos personales. Nada de lo contenido en este material constituye o debe considerarse como asesoría financiera, de inversión o de otra índole en la que se deba confiar. No se ofrece ninguna declaración ni garantía en cuanto a la exactitud o integridad de esta información. Todas las entidades del grupo de empresas «Monex» están reguladas para diferentes productos y servicios dentro de las jurisdicciones en las que operan. Los detalles de las respectivas entidades se pueden encontrar aquí. Los detalles sobre el estatus regulado de las respectivas entidades y los productos y servicios disponibles se pueden encontrar en los enlaces correspondientes a la página web de cada jurisdicción.