Noticias y Análisis

EUR

Ayer, en lo que aparentemente se presentaba como una sesión europea relativamente tranquila, la moneda única siguió retrocediendo hasta contrarrestar la totalidad de la subida del lunes frente al dólar. Detrás de este movimiento, que ha logrado romper a la baja y consolidarse a lo largo de la jornada por debajo del nivel de 1,07, se encuentran eventos a ambos lados del Atlántico. En EE. UU., la subida de los rendimientos por segunda jornada consecutiva provocó que el dólar escalase de manera amplia frente a la totalidad de divisas del G10, con la única excepción del AUD que cerró ayer la jornada en plano. En Europa, la publicación de un índice GfK de confianza de los consumidores más bajo de lo esperado, unido a un aumento del posicionamiento defensivo de cara a la primera vuelta de las elecciones francesas de este fin de semana, ha dinamizado la caída del euro. El temor generalizado a que el apoyo de la Agrupación Nacional pueda ser lo suficientemente significativo como para generar una mayoría absoluta en la Asamblea Nacional no sólo aumentaría la preocupación por el desvío fiscal en Francia, sino también las tensiones en toda la UE. Sin embargo, antes de la votación del domingo, habrá que tener en cuenta el próximo debate presidencial en EE. UU. y los datos del PCE del viernes. En nuestra opinión, es probable que el primero tenga un mayor impacto en el mercado, especialmente si el debate se centra en el proteccionismo comercial. Cualquier ataque a la UE y a China podría agravar los problemas del euro.

USD

Los mercados de divisas se mantuvieron ayer a la defensiva, con el índice DXY del dólar subiendo un tercio de punto porcentual para cruzar el nivel de 106 por primera vez desde la última decisión de la Reserva Federal a principios de mayo. Los movimientos se vieron impulsados por un repunte de los rendimientos subyacentes, provocado por el rebasamiento de los datos de inflación australianos a primera hora de la mañana. Esto, a su vez, llevó al USDJPY a cruzar el nivel de 160 a pesar de las repetidas intervenciones verbales de los altos funcionarios de divisas en Tokio, dejando al yen en su nivel más débil desde 1986. Más allá de eso, ayer hubo pocos catalizadores alcistas para el dólar, por lo que muchos se preguntaron por qué la subida del dólar fue tan importante, teniendo en cuenta que los acontecimientos fueron sólo periféricos. Como señalamos a principios de esta semana, nuestra previsión era que el dólar se volviera progresivamente alcista a lo largo de la semana, ya que los operadores tomaron posiciones defensivas en el dólar de cara al primer debate presidencial estadounidense de esta noche y a la primera vuelta de las elecciones francesas de este fin de semana.

GBP

La libra esterlina no fue inmune a la oleada de dólares que recorrió ayer los mercados de divisas, y cayó un 0,5% frente al billete verde al final de la sesión. En conjunto, la libra se situó en el medio del pelotón de divisas del G10, lo que refleja la falta de estímulos para la divisa británica. Es cierto que los datos de ventas del CBI no cumplieron las expectativas el miércoles por la mañana, lo que podría ser otra señal de advertencia de que el impulso económico se está ralentizando a mediados de año. Pero los operadores se inclinaron una vez más a pasar por alto este dato por el momento, sobre todo teniendo en cuenta la significativa volatilidad de la medida. La política también tuvo poco impacto en los mercados ayer. Aunque anoche se celebró el último debate de líderes de la campaña de las elecciones generales, ni Kier Starmer ni Rishi Sunak parecieron hacer lo suficiente para cambiar la aguja según las reacciones iniciales. Con esto en mente, y un calendario de datos tranquilo para la próxima semana, los operadores esperarán con impaciencia las elecciones del 4 de julio como próximo catalizador potencial para la libra esterlina. Hasta entonces, es probable que la libra siga luchando por encontrar una dirección.

LatAm FX

El retorno alcista del dólar no sólo fue visible entre las divisas del G10, sino que fue incluso más evidente dentro del complejo de divisas emergentes, de entre las que el alto beta latinamericano se llevó, quizá, la peor parte, liderado por el MXN, que cayó un 1,3% en el día. Si bien la incertidumbre en torno a la decisión de Banxico de esta noche puede haber influido en el bajo rendimiento del peso, creemos que las preocupaciones en torno a las elecciones estadounidenses de noviembre fueron probablemente el principal factor determinante, dado que los riesgos ya se están arraigando en los mercados mexicanos. El principal riesgo que plantean las elecciones es la revisión del USMCA en 2026, que sospechamos que Trump podría utilizar para obtener concesiones migratorias de México. Este tema volvió a ser el centro de atención ayer, cuando el nuevo ministro de Economía, Marcelo Ebrard, declaró que México debería intentar reforzar la movilidad laboral en las fases de revisión. Con el proteccionismo comercial y la migración como factores principales en el debate presidencial de esta noche, y México buscando una mayor alineación con los EE.UU., no fue sorprendente ver a los operadores salir de posiciones largas en MXN ayer, especialmente dado el riesgo de un recorte de Banxico.

Más allá de esto, la publicación del IPCA-15 de junio ayer en Brasil, también despertó cierta expectación en los mercados. Si bien creemos que es probable que los responsables políticos encuentren cierto alivio en los datos más fríos de lo esperado, el informe de inflación no contradice necesariamente la última decisión del BCB ni su valoración de que los riesgos para sus previsiones de inflación siguen inclinándose al alza. Esto debería mantener al BCB a la espera durante el verano. En el contexto de la creciente preocupación por la sostenibilidad de la deuda brasileña, la subida de los tipos del BCB debería mantener el temor a que el ministro de Finanzas Haddad incumpla el objetivo fiscal primario este año, con lo que el BCB correría el riesgo de sufrir nuevas presiones políticas para recortar los tipos. Con el fin de estabilizar el sentimiento de los inversores, sospechamos que esto apoyará aún más el enfoque más cauteloso del BCB, en lugar de aumentar el riesgo de un recorte sorpresa.

 

 

Aviso legal
Esta información ha sido preparada por Monex Europe Holdings Limited, parte de Monex S.A.P.I de C.V. («Monex»). El material es únicamente para fines de información general y no toma en cuenta sus circunstancias u objetivos personales. Nada de lo contenido en este material constituye o debe considerarse como asesoría financiera, de inversión o de otra índole en la que se deba confiar. No se ofrece ninguna declaración ni garantía en cuanto a la exactitud o integridad de esta información. Todas las entidades del grupo de empresas «Monex» están reguladas para diferentes productos y servicios dentro de las jurisdicciones en las que operan. Los detalles de las respectivas entidades se pueden encontrar aquí. Los detalles sobre el estatus regulado de las respectivas entidades y los productos y servicios disponibles se pueden encontrar en los enlaces correspondientes a la página web de cada jurisdicción.